Buen día, grupo!… les escribo para informar que tenemos CSQ y a continuación el relato: (perdonen lo extenso, pero quise ser lo mas clara posible)
Fuimos citados para el 26 de marzo a las 3 pm, por lo que programamos la salida desde Caracas para el 24, lo que nos permitió, con todo y el retraso del vuelo, el arrivo a Bogota con tiempo. Volamos con Conviasa, porque fue la única aerolínea que nos permitió comprar el boleto con los dos meses de antelación que necesitábamos para poder notificar al BIQ que SI asistiríamos a la entrevista (hasta no tener el boleto, no confirmamos… cosa que hicimos el 29 de enero vía e-mail, dos días después de haber recibido la invitación). Conviasa: buena atención, avión pequeñísimo pero nuevo (dos hileras con dos butacas y sombrereras angostas, así que mosca con el equipaje de mano que lleven!). Hotel: reservamos por medio de Lifemiles (pagamos con millas) un B&B súper bien ubicado, llamado L’Auberge. Sencillo, seguro y con una atención extraordinaria (son sólo 7 hab). Recomendado si no buscan lujos ni los servicios que un hotel puede prestar, pero con atención personalizada. Ubicado a 15 min en taxi de la Embajada (o menos). Los taxis, súper económicos y con taxímetro, asi que la movilidad no fue problema para nada.Entrevista:
Llegamos muy temprano, por lo que cruzamos la vía hasta el C.C. Hacienda Santa Barbara para sentarnos en un cafecito y tomarnos una buena infusión, imaginarán el por qué… mi esposo comió algo, yo no pasé bocado. Si se van temprano, ahí tendrán un buen sitio para pasar el tiempo mientras les permiten el acceso. Hay casas de cambio y cabinas telefónicas para llamadas internacionales.
Fuimos al lobby del edificio 15 min antes de la hora indicada para la entrevista (5 min antes de lo que nos había dicho el muchacho que nos daría el pase); él llamó y le indicaron que la pareja que nos precedía, aún estaba en la entrevista. Nos indicó que nos iba a dar el pase, pero que tendríamos que esperar arriba unos minutos mas (que fueron aprox 20 min). Pasamos el primer control del edificio y al llegar al piso 13, te recibe un muchacho simpatiquísimo (que en nuestro caso, resultó ser venezolano y nos enteramos al salir de la entrevista). Es ahí donde entregas el celular o cualquier equipo electrónico:lo colocan en una cajita pequeñisima y te dan la llave. Pasas el detector y voilá, entras en la sala de espera para anunciarte con una muchacha quien, a través de un vidrio nos indicó lo que ya sabíamos: que debíamos esperar a que terminara la pareja que estaba dentro del cubículo.
Escuchamos buena parte de la conversación de los que estaban adentro, aunque yo trataba infructuosamente de no hacerlo. Al salir, la pareja colombiana (súper simpática y con una mega sonrisa) nos decían: “es fácil, puro francés, tranquilos que lo van a lograr… Exito!!!”… confieso que se me aguaron los ojos y les agradecimos el gesto. Fueron muy insistentes en decir que todo iba a estar bien, cosa que agradecimos.
Unos minutos después vimos a la oficial Laura Bosse detrás del vidrio de la taquilla de la entrada hablando con la recepcionista y fue en ese momento cuando nos invitaron a pasar al cubículo 3: comenzaba uno de los momentos mas intensos de mi vida.
Laura Bosse se presentó y nos indicó cómo se iba a desarrollar la entrevista y de qué se trataba. Nos adelantó que iba a durar aprox 45 min (fueron mas de 60) tiempo durante el cual ella iba a validar toda la información que indicamos en nuestro expediente. Cuando dijo “toda” en realidad se refería a TODOS y cada uno de los documentos entregados y a continuación les indico el orden (mas o menos porque como entenderán, y aun cuando al salir hice un bosquejo para que no se me olvidara nada, habrán cosas que se me pasan):
Antes de pedir los documentos, nos preguntó que si había sido complicado llegar a Bogotá y ahí le comenzamos a enumerar todo lo que implicó asistir. Ella asentía con la cabeza y nos miraba fijamente.
1.Pasaportes, partidas de nacimiento y certificado de matrimonio. Los revisó. Sin comentarios
2. Títulos. En mi caso (aplicante ppal), pidió el de ingeniero y el de TSU. En el caso de mi esposo, el de TSU y bachillerato. Le pasé las copias con las traducciones y me pidió el pergamino (ing). Se lo pasé y me hizo el comentario sobre si se trataba de un diploma “de la época”, asentí luego de sentirme algo vintage, pero con una sonrisa en mi cara. He de acotar que las traducciones ni las mira.
3. Notas de ingeniería. A mi esposo no le pidió nada mas.
4. Preguntó si había presentado algún examen de suficiencia de francés. Asentí y entregué el TCFQ (B1 en ambas competencias). Se lo entregué y me preguntó si aun continuaba con clases y dónde lo hacía, a lo que le respondí que si y le entregué las constancias. Las mismas preguntas se las iba haciendo a mi esposo (él no presentó ningún examen y continúa con clases particulares). En cuanto al inglés, sólo a mi me preguntó dónde y por qué lo había estudiado. Cuando cambió al inglés para preguntarme que tal iba con el idioma, le pedí tiempo para que mi cerebro embotado cambiara, me dijo que tomara el tiempo necesario. Al verme tan nerviosa, no mas me preguntó que cuando habíamos llegado a la ciudad y qué habíamos hecho el día anterior. Punto y no mas ingles (a lo sumo 2 min)
5. En este punto volvió al francés y comenzó a preguntarme sobre mi trabajo, qué hacía, dónde trabajaba, si la empresa era del estado, desde hacía cuanto tiempo trabajaba ahi, etc,etc,etc… funciones, diferencias entre el cargo precedente y el actual, etc, etc… si estaba solamente en oficina o si iba a obras (soy ing. civil). En muchos momentos, ella organizaba la respuesta y yo no mas tenía que asentir (eso me pareció un detallazo de su parte y me hizo sentir que ese csq iba a ser nuestro). Por supuesto, notó lo nerviosa que estaba, además de que yo, explícitamente se lo hice saber. Pidió carta de trabajo y cotización del seguro social. Mi carta de trabajo es exactamente como ellos lo indican en el listado de documentos: yo la redacté y me la firmaron en recursos humanos despues de revisarla y hacerme mil preguntas porque no es la carta usual en nuestro pais. En cuanto al reporte del seguro social, por favor, no se den mala vida, se trata UNICAMENTE de la consulta que se hace online donde indican desde cuando cotizas y las cantidades de cotizaciones; eso lo imprimí y me lo sellaron y firmaron en recursos humanos. Cero rollo.
6. Pasó a mi esposo para preguntarle sobre su trabajo. No pidió constancias, ni cotizaciones, ni declaración del impuesto, NADA. En este punto hablaron muchísimo (extenso y detallado) sobre su carrera, su trabajo actual (no ejerce) y sobre su trabajo anterior. Llevamos la impresión de la pag web de la empresa de mi esposo, asi como el registro mercantil, este último ni lo miró aunque igual se lo pasamos.
7. Pasó nuevamente a mi, para que le hablara sobre lo que sabía que necesitaba para ejercer mi carrera. Le hablé de la orden de ing y de la orden de técnicos. Me preguntó sobre los procesos para ambas órdenes y si era “obligatorio” estar en la orden de técnicos para ejercer como tal: le respondí que si (craso error!… al final y luego de darnos el CSQ me aclaró que mucha gente se confundía, pero que NO es obligatorio). Preguntó sobre posibles trabajos y aquí le pasé las diferentes opciones que había encontrado (plan A, B y C). También preguntó sobre las empresas mas reconocidas en mi área y sobre los motores de búsqueda que había utilizado. Ojo: no solo Emploi Quebec, también hablar sobre el CLE y sobre las diferentes páginas para buscar empleo).
8. El típico “por qué Québec” no podía faltar… con sus correspondientes valores comunes de la sociedad quebeca. Sistema político, económico, cultural. En estos últimos puntos intervino mi esposo y yo al final le comenté que él era el experto y que le encantaba leer sobre esos tópicos. Le hablamos sobre la venidera elección (en abril 7). Preguntó si sabíamos cual era la tasa de desempleo, cosa que debió haber pintado una ENORME interrogante en mi cara… pero mi esposo respondió y aqui hubo otra sonrisa porque él comenzó a decir cifras y ella le decía “mas o menos, mas o menos…” pero nunca dejó de sonreir.
9. Lugares para vivir, presupuesto de instalación, ppto mensual. Escuela para nuestra bebé, por qué “esa” escuela. Le pasé lo que llevamos impreso sobre apartamentos y la garderie. Le hablé que iríamos con nuestro perrito, por lo que debíamos buscar lugares donde lo aceptasen. Ella sonreía, cosa que me daba “cierta” tranquilidad.
10. Pasó a nuestra estadía en Montreal. Dónde estudiamos, qué estudiamos, cuánto tiempo, dónde vivimos, nuevamente, qué nos gustó de Montreal, que si teníamos amigos allá. Aqui le pasé la lista de amigos con sus respectivas direcciones y números de teléfono, así como un mail que uno de los amigos de mi esposo le pasó indicándole que estaban a la orden para ayudarnos en la instalación y poniendo a nuestra disposición muchísima información y nombres de personas que nos ayudarían en los procesos al llegar a la ciudad. También tenía una carta de residencia de otro amigo, notariada y en francés. Le hablé sobre una de mis profesoras en McGill, quien es quebeca y me facilitó toda su información de contacto. Hicimos hincapié en que nuestra estadía transcurrió de enero a abril, en pleno invierno. Mencionamos los pueblos cercanos que conocimos y las actividades extra cátedra por la ciudad. Llevamos hasta fotos. Ella siempre mostró mucho interés.
No recuerdo cuál fue el último tópico del que hablamos, solo se que cuando dijo “felicitation…” yo ya no escuché nada mas y me puse a llorar. Solo un rato después, y luego de tragar fuerte, fue que pude darle las gracias, a lo que ella respondía “de nada” (creo que agradecí varias veces y ella siempre respondió).
Procedió a explicarnos todo el proceso que restaba… cosa a lo que realmente no le paré porque la emoción es demasiado grande (tal cual había leido en algunos relatos y que comprobé en carne propia que es así). Al momento de terminar y decirnos si teníamos alguna pregunta, le hablé sobre el tiempo que restaba de proceso. Nos indicó que aproximadamente eran 7 meses, pero que por tratarse de Venezuela y debido a la situación socio política por la que estamos atravesando, el tiempo podría extenderse y habló de un año mas… no importa, comenzamos a ver algo de claridad dentro de este túnel.
Recomendaciones: (para los que serán convocados y para los que aun faltan en esta misión)
Lleguen con al menos, un día de antelación a Bogotá. Paseen y traten de aprovechar la oportunidad que tenemos para oxigenarnos de tanta angustia, zozobra y estrés que implica lo que, en muchos casos, significa nuestra vida cotidiana y este largo proceso, además de toda la logística que implica salir del pais a la entrevista.
Vayan con tiempo a la cita y lleven solo lo que vayan a utilizar en la entrevista.
Vestimenta: de verdad creo que lo del saco y corbata para los hombres, y trajes y tacones para las mujeres, es exagerado: no van a ir como mamarrachos, pero tampoco exageren. Yo diría ir como te sientas tu mismo: si te gustan y usas tacones, úsalos y para los hombres, igual con el saco y corbata (sean uds mismos). Yo fui con falda (de una tela que no se arruga), botas, franela manga larga, chaqueta de cuero y bufanda. Bisutería sencilla (zarcillos pequeños de perla y colgante). Mi esposo: pantalón negro, zapatos de suela, camisa y chaqueta de cuero. El que sea en el clima de Bogotá, ayuda ; )
Mantener la calma (o al menos uno de los dos debe hacerlo, como fue en mi caso). Dificil punto… yo estuve sumamente nerviosa, pero gracias a Dios, mi esposo mantuvo la serenidad. Hubo momentos en los cuales hasta me “soplaba” las respuestas porque se me olvidaron cosas tan simples como mi año de graduación como Ingeniero !!! Inaudito, pero pasa… hubo otro momento en el que me paré y la srta. Bosse me invitó a sentarme, a lo que le respondí con una mega sonrisa que me disculpara, pero que yo era hiperkinética y que en ese momento “necesitaba” estar de pie!… lo chévere fue que ella sonreia y eso dentro de todo, me devolvía cierta paz.
Como último punto, definitivamente hay que ser UNO MISMO, sin poses, sin lucir acartonados, sencillez ante todo (en nuestro caso, la srta. Bosse es una muchacha muy linda y sencilla).
Y muuuuuy importante, SONRIAN, siempre sonrían !!
EXITO para los que faltan, y paciencia para los próximos a ser invitados… decrétenlo: “ese CSQ es nuestro” !!

Enlace al  Post Original
Tagged with:
 
Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.