Virginia es miembro del grupo, pero nos relató del landing en su blog

Hasta que por fin pude escribir!

Les cuento que tenía viaje para el 2 de mayo, el mismo día que mi amiga Eva pero a última hora se me presento algo y como no quería tener que regresar a Venezuela tan pronto, preferí cambiar el boleto así que viaje sola el 6 de mayo.

Primero, les digo que definitivamente el que quiere puede… Viaje yo solita con mis dos mascotas, dos perras medianas, una mestiza y una husky siberiano, así que llevaba los dos perros en sus dos kennels algo grandes, 2 maletas grandes mas la de mano, cartera y laptop, un perolero.

Bueno, el 6 de mayo me desperté a las 4:30 para prepararme, tomar café, montar en la camioneta los kennels, los perros, las maletas… En eso se nos fueron 45 min. Así que salí con mi familia a las 5:15, llegamos a Maiquetía a las 5:55 y me fui directo a la oficina del INSAI para chequear a mis perritas y que me dieran el Permiso de Exportación Zoosanitario, en eso se fue casi media hora por ser dos perros. Cuando salí de allí con los permisos, fui a Air Canadá y no había cola, ya mi familia estaba allí con los kennels y me esperaban a mi y a mis perros, el problema se presentó cuando fui a hacer el pago que corresponde por los perros ya que el punto de Air Canadá no funcionaba y obviamente yo no tenía tanto dinero en efectivo para pagar el equivalente en Bs., me toco correr al cajero, sacar de todas las cuentas que tengo y que me prestara mi hermana y luego volver a correr de vuelta, no sin antes pasar por el cyber a sacarle copia al permiso que me acababan de entregar ya que la aerolínea necesita quedarse con una copia… Me estaban esperando y justo al llegar estaban llevándose a mis perritas, me dijeron que debía ir rápido a la puerta de embarque porque seguramente pedían que estuviese allí por los perros así que llegó el momento de despedirme de mi familia y entrar, no puedo negar que llore un poquito…

Pase inmigración y justo cuando empecé a caminar hacia la puerta, escuche uno de esos anuncios a los pasajeros y a quien llamaban para presentarse en la puerta de embarque era a mi, así que me toco caminar lo más rápido que podía, por cierto la puerta era la uuuuultima, osea, tenía que recorrer todo el aeropuerto para llegar.

Cuando llegue, como a todos en Air Canada les encantaron mis peluditas, ya todos sabían que yo era quien llevaba los perros y hasta mi nombre se aprendieron, me dijeron que la guardia quería revisar mis maletas y las de otros 3 pasajeros, cabe destacar que pase full tiempo arreglándolas para que cupiera todo y cerrara así que abrirlas allí de nuevo y luego volver a cerrarlas toda apurada no me agradaba mucho… De nuevo recorrer todo el aeropuerto para bajar a revisar las 2 maletas, me sacaron toooodo, se antojaron de revisar mis zapatos de tacón, sobretodo unos que estaban nuevos y ya me estaba preocupando que me los rompieran o algo así porque a veces lo hacen. Cuando por fin terminaron, le dije al guardia que tenía que ayudarme a que las maletas volvieran a cerrar y ahí estuvimos hasta que por fin se pudo.

Otra vez a recorrer todo el aeropuerto para abordar porque ya el resto de los pasajeros estaban haciéndolo.

Cuando entre al avión el gerente de Air Canadá, que también sabía mi nombre y que yo era la que llevaba los perros, me estaba esperando, me dijo que me había estado buscando para disculparse personalmente por el inconveniente ocasionado al momento de pagar y que el punto no funciono, que estaban muy apenados conmigo.

Ya en el avión, me toco sola y como no había dormido bien en varios días trate de descansar, pero no pude dormir.

En Toronto venía la parte que me preocupaba, cargar con el perolero yo sola, porque en Maiquetía mi familia me había ayudado…

Al llegar, pase inmigración, de allí a formalizar el landing, no había cola pero cuando yo iba saliendo ya se había llenado. Me preguntaron si tenía ya una dirección fija, la anotaron en la Confirmación de Residencia Permanente… Me preguntaron qué tipo de trabajo hacía y luego me dijeron que en aproximadamente 2 meses debía llegar mi tarjeta de residente a mi dirección. No preguntaron cuánto dinero traía ni nada de eso…

De allí a buscar las maletas, como estaban en la última correa, ya no habían por ahí los señores que cobran 10 dólares por cargar las maletas, así que me toco pensar cómo hacer y lo único q se me ocurrió fue sacar 2 carritos de esos que cuestan 2$, los pague con TDC con cupo CADIVI, monte un kennel en cada carrito y una maleta sobre cada kennel mas la maleta de mano en uno de ellos. Por cierto, una de mis maletas llego sin candado, se lo sacaron dañando las argollas del cierre en Maiquetía despues de la revisión.

Me fui a lo que creo que era aduana, cargando los dos carritos como pude y allí uno de los guardias me ayudo. Me preguntaron si tenía bienes que llegaran después, dije que sí, unos libros y unos artículos personales, me preguntaron si algún electrodoméstico o muebles y como dije que no, no me hicieron llenar ninguna lista y pasamos a los perros, me pidieron los permisos, los vieron y me dijeron que debía hacer un pago, eso ya yo lo sabía porque en otros relatos del grupo había visto que eran 35$ así que iba mentalizada a hacer mi pago de 70$ por ser 2 perros pero para mi sorpresa, solo fueron 39$ y algo, los 35$ de la revisión correspondiente más un impuesto adicional de 4$ y algo por el 2do perro (el algo no lo recuerdo ahorita, después lo coloco).

De allí ya debía ir a tomar la conexión pero la acababa de perder, me pusieron en el siguiente vuelo y me dijeron que si quería, sacara a mis perritas a caminar un rato por el aeropuerto pero al ver la hora, iba a ser muy poco tiempo así que preferí no hacerlo, además ellas seguían tranquilas por el efecto del sedante y no quería alborotarlas por tan poco tiempo de paseo.

Ya en la puerta esperando el vuelo a Montreal, me dio tiempo conectarme 15 min y avisar a mi familia que habíamos llegado bien a Canadá, avisarle a Michel, quien me iba a buscar al aeropuerto, que había perdido la conexión y que salía en el siguiente vuelo y listo, a abordar de nuevo, otra vez me toco sola en mi fila de asientos.

En Montreal, al llegar, salí a ver si Michel estaba y no lo vi por ningún lado así que me preocupe un poquito pero al regresar hacia la correa, allí estaba esperándome. Agarramos dos carritos, que en Montreal son gratis, y cada uno llevaba uno con un perro, una maleta grande, más las cosas de mano. Michel me llevo hacia el servicio del Gobierno de Quebec y llame por telefono, se marca la letra H y te atienden, indique que estaba llegando y que quería la información, me preguntaron si había hecho el landing en Toronto y en que parte de la provincia de Quebec pensaba establecerme, que si necesitaba el curso de francés, me pidieron que esperara cerca del teléfono que alguien iría a reunirse conmigo, en menos de 5 min estaba una señora bien amable explicándome lo que debía hacer y dándome la guía Aprender sobre Quebec y otros folletos mas.

Ahora sí, tocaba emprender el camino a mi nueva casa en Ile des Soeurs, les recuerdo que ya yo había firmado el bail desde Venezuela con Structures Metropolitaines fuimos primero a buscar mi llave, en casa de un amigo que me hizo el favor de buscarla ya que yo llegaba muy tarde, pero vive a dos cuadras de mi casa así que estaba cerca, al llegar, Michel no me dejo cargar las maletas, el subió todo a mi apartamento para que yo pudiera sacar mis perritas un rato así que mientras el subía todo, ellas pudieron al fin estirarse.

Y finalmente, unos minutos después, estábamos mis perritas y yo en nuestro nuevo hogar, donde comienza la verdadera aventura…

Tagged with:
 
Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.